El Fondo Infraestructuras Iberia se clasifica bajo el artículo 8 del SFDR, mediante la promoción de características medioambientales y sociales

 Octubre 2023

GED da un paso más en su estrategia y compromiso con la sostenibilidad tras la inclusión de su Fondo Infraestructuras Iberia bajo el artículo 8 del Reglamento de Divulgación (SFDR, por sus siglas en inglés). Este nuevo vehículo persigue la inversión en compañías cuya naturaleza sea la prestación de servicios públicos esenciales que contribuyan al desarrollo sostenible y bienestar de la sociedad.

El foco se centra en cinco áreas: movilidad (carreteras, ferrocarriles e intercambiadores de transporte); infraestructura social (hospitales y edificios públicos como juzgados o comisarías); medioambiente (agua y tratamiento de residuos); telecomunicaciones (antenas, fibra óptica y data centers); y renovables (autoconsumo fotovoltaico para industriales y calefacción urbana).

La prioridad es invertir en activos brownfield (en operación) idealmente con pago por disponibilidad, copando hasta el 80% del fondo. El 20% restante se destinará a proyectos greenfield (construcción y explotación), con el punto de mira en autoconsumo fotovoltaico para industriales, fuera del mercado, sin excedentes y con un PPA (contrato privado de compraventa de electricidad), así como en calefacción urbana (district heating).

El fondo busca impulsar servicios públicos esenciales que, gestionados de manera responsable y sostenible, permitan contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos por las Naciones Unidas en el marco de la Agenda 2030. En concreto, el fondo persigue contribuir a los ODS 3: Salud y Bienestar; ODS 6: Agua limpia y saneamiento; ODS 7: Energía asequible y no contaminante; ODS 9: Industria, innovación e infraestructura; y ODS 11: Ciudades y Comunidades sostenibles.

GED Capital cuenta ya con tres fondos con ‘objetivos de sostenibilidad’ centrados en la búsqueda de oportunidades para la promoción y desarrollo de infraestructuras sostenibles, en el marco de una iniciativa lanzada por la Comisión Europea junto con el Banco Europeo de Inversiones (“BEI”) y el Consejo del Banco Europeo de Desarrollo.

El objetivo de inversión de estos vehículos es la promoción de un desarrollo urbano sostenible, con especial foco en eficiencia energética y uso de energías renovables, y proyectos urbanos consistentes en la rehabilitación de zonas urbanas e industriales abandonadas, mejora en las infraestructuras de transportes, recuperación de zonas de interés histórico y cultural en la Comunidad Autónoma de Andalucía, entre otros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad